Cambiando el pañal del bebé
recién nacido

8 consejos para cambiar pañales

3 minutos

Cambiar un pañal no suele ser una de las principales preocupaciones de los padres antes de tener un bebé. Claro, es posible que no lo hayas hecho antes pero, después de algunos intentos, ¿qué tan difícil puede ser?

Bueno... debes de tomar en cuenta que un bebé pequeño puede retorcerse y gritar con todas sus fuerzas cuando intentas sacarle de su pañal sucio (cuyo contenido posiblemente se ha extendido por toda su ropa) mientras intentas que no se caiga del cambiador, así que las cosas pueden volverse bastante complicadas.

Y ni siquiera estamos hablando del desafío de cambiar un pañal en público. Cuando sientes que no sabes lo que estás haciendo, puede parecer que los espectadores definitivamente piensan que no sabes lo que estás haciendo, que es lo último que los estresados padres nuevos necesitan.

 

El miedo a cambiar un pañal fuera de la casa puede ser tan intenso que los padres pueden desanimarse por completo. Antes que nada, ten en cuenta que no estás haciendo nada malo. No hay una forma ""perfecta"" de cambiar un pañal y ciertamente no hay un bebé ""perfecto"" que siempre se quede quieto y simplemente permita que sus padres cambien su pañal sin complicaciones.

Los mejores consejos para cambiar pañales

Sostener sus pies

Cuando cambies a un bebé pequeño, mantén siempre sus pies sostenidos suavemente en una de tus manos. De lo contrario, pueden patear la popó y tendrás que hacer un trabajo de limpieza aun más grande.

Cubre sus "partes"

Se sabe que los niños pequeños suelen orinar tan pronto como se les quita el pañal, así que cubre sus "partes" con una toallita húmeda para asegurarte de que no vaya a todas partes (o peor aún, te pegue directamente en el ojo).

Mamelucos con cuello traslapado

Si la popó de tu bebé entra en contacto con su mameluco, tirar de él hacia arriba y sobre su cuerpo y cara puede ensuciarle. Por lo tanto, intenta comprar mamelucos con cuellos traslapados, los cuales se extienden sobre los hombros de tu bebé para que puedas tirarlos hacia abajo para removerlos.

Distráelos

En cuanto tu bebé tenga la edad suficiente para sostener algo, aprovecha la oportunidad para darle algo que pueda distraerlo, incluso si es con tu teléfono o las llaves, lo que sea. Todo lo que importa es que te de dos minutos de tranquilidad para hacer el trabajo.

Mamá y papá cambiando al bebé

Se minuciosa

Esto puede sonar obvio, pero te sorprenderás de lo lejos que puede llegar la popó de un recién nacido. Usa tus toallitas húmedas WaterWipes para limpiar toda el área (adelante, atrás y en los pliegues internos de su ingle) ya que los residuos que quedan pueden causar pañalitis.

Fuera de alcance

Cuando quites un pañal sucio, ponlo fuera del alcance. Los bebés pueden llegar bastante lejos y una pequeña mano cubierta de popó es lo último que necesitas.

Revisa tu bolso

Antes de salir de casa, siempre revisa tu bolsa de cambio para asegurarte de tener una buena cantidad de pañales (del tamaño correcto) y tu paquete de WaterWipes, la toallita para bebés más pura del mundo.

¿Talla correcta?

Si de repente ves que los pañales están goteando mucho, revisa si tu bebé está listo para un tamaño más grande.

Lo que sea que funcione

Cambia a tu bebé donde sea más conveniente y seguro en ese momento, incluso si parece poco convencional. Puede ser en el automóvil, en tu regazo, en la playa o incluso en su cochecito. Podemos prometerte que a tu bebé realmente no le importa, así que si funciona, funciona.

Al principio es un trabajo complicado, pero mantén la calma, respira hondo (aunque no mientras sostienes el pañal) y recuerda: serás un profesional en poco tiempo.

sigamos en contacto

Inscríbete para no perderte las novedades y actualizaciones.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate