Arrow to expande the menu options Loading
niño pequeño gateando
niños pequeños

¿cómo hago para que mi hijo deje su muselina/tuto/trapito?

2 minutos

04/11/2021

Ese pedazo de tela que usaste desde que era bebé para hacerlo dormir o amamantar, puede transformarse en el objeto más preciado de tu hijo, el cual le podría ser difícil de abandonar, incluso cuando ya es más grande. ¿Cómo ayudarlos a desapegarse de esta "figura" de apego?

Durante la primera infancia, los bebés y niños pequeños suelen apegarse a ciertos objetos que les ayuda a superar algunas etapas de la vida. A estos se les llama objetos de transición u objetos de apego. Suelen ser un muñeco, peluche, el chupete/chupa/chupeta o el tuto/muselina/trapito de tela, entre otras posibilidades.

Este último es un pedazo de tela que los padres usan para hacer dormir a sus bebés, tapar sus ojitos, limpiar su saliva, evitar ensuciar al amamantar, apoyarlos para mudarlos, etc. Es un objeto muy versátil con múltiples funciones que suele estar presente siempre.

Los niños pueden formar un vínculo emocional y encontrar contención en estos objetos, dándoles seguridad y crean una relación de apego. Esto puede llevar a una situación complicada cuando no pueden vivir sin estos objetos y si se pierden o olvidan, entran en crisis.

Aquí te explicamos más sobre el tema y te damos algunos consejos para ayudarlos a superar el proceso de separación de su objeto más preciado.

niño en cuna con su osito de peluche.
El osito de peluche también suele ser un objeto de apego.

Objetos de transición y apego

Cerca de los ocho meses, los bebés suelen pasar por una etapa en la que sufren 'ansiedad de separación'. Es una especie de retroceso en la independencia de los niños, quienes desean estar pegados a sus padres o figuras de apego.

Durante esta etapa, muchos recurren a un tuto o muselina, lo que sería su objeto transicional. Este objeto ayuda al bebé a completar el paso de etapa de la dependencia de la madre a la independencia como bebé. Es decir, le ayudará a calmar su ansiedad causada por el distanciamiento normal con sus padres.

Generalmente, el niño elige al objeto de transición por su propia voluntad. Puede ser un pijama, juguete o hasta un pañal. Estos le recuerdan la comodidad de cuando era bebé y le hacen sentir seguro, pues le recuerdan a su habitación.

Algunos niños dependerán más de su objeto de transición que otros, e incluso algunos no lo necesitarán. En general, de a poco irán dejando el objeto. En tres años el niño ya no debería usarlos, sin embargo, hay casos en que el objeto los acompaña hasta la etapa pre-escolar o más grandes.

Que un niño acuda a un objeto de transición, no es un signo de debilidad ni inseguridad. No es preocupante que tenga uno, de hecho suelen ser recomendados para establecer rutinas de sueño, por ejemplo: si le cuesta quedarse solo en su cuna, puedes dejar a su lado su mantita o tuto para tranquilizarlo.

El tuto/muselina/trapito de tela

¿Por qué suelen elegir esta tela como objeto de transición/apego? Los pequeños son muy sensibles a la textura y olor de las cosas, es por eso que podría elegir un tuto en vez de un juguete más llamativo. De hecho, es probable que lo bautice con algún nombre y que lo considere su amigo.

En el tuto el niño deposita una serie de sentimientos y afectos que le permiten sentirse en contacto con su madre, pues su olor u otra característica le recuerda a su época de bebé en donde la madre (u otro cuidador) estaba muy presente.

El niño debe elegir con libertad ese objeto transicional, el cual es una expresión creativa propia. Es por esto que puede convertirse en algo tan preciado para él y merece el respeto y seriedad por parte de los adultos. Por varios años puede ser insustituible.

Te recomendamos tener dos tutos iguales o partir el trapito en dos para tener siempre disponible uno limpio y guardado. Altérnalas para que ambas se parezcan en cuanto a uso y olor. Además, intenta no lavar tanto su muselina, ya que como se lo echan a la boca y usan para todo, adquiere un olor particular que le encanta.

Consejos para la superación

  • No se debe intentar esconder o 'extraviar' su objeto de apego. Más adelante, cuando la transición haya finalizado, el niño por sí solo perderá el interés por ese objeto y lo abandonará de modo natural y sin tristeza.

  • Si el niño tiene más de 3 años, es probable que sea capaz de entender las ventajas que conseguirá al dejar el tuto, por lo que puedes ir convenciéndolo lentamente con argumentos, para que finalmente lo abandone.

  • Es una buena idea realizar un ritual de desprendimiento, despedir al objeto e inventar una historia relacionada a su paso a ser un niño grande o a un supuesto lugar donde se irá el objeto.

  • Se le puede ir sustituyendo progresivamente por otros peluches o juguetes, uno distinto para cada ocasión. Por ejemplo: ahora va a dormir con un osito de peluche, va a comer con un muñeco y va a ir a la plaza con otro juguete.

  • Intentar tranquilizarlo con otras técnicas, como poner una canción relajante o contarle una historia. Distráelo con actividades atractivas.

  • Refuerzo positivo: celebra sus pequeños logros y avances como más les gusta.

Dejar el tuto es un proceso, que puede variar entre niños y tomar harto tiempo. Se recomienda no realizar la separación si está pasando por otros cambios en su vida (hermano nuevo, mudanza, destete, etc.).

niño con juguete
Estos objetos se transforman realmente en su 'amigo fiel'.

Suscríbete en nuestra Comunidad de Padres para más artículos y consejos sobre crianza y salud del bebé.

sigamos en contacto

Inscríbete para no perderte las novedades y actualizaciones.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate