Arrow to expande the menu options Loading
Niños leyendo un libro.
niños pequeños

los riesgos de la exposición a la pantalla en niños

4 minutos

22/01/2021

Sabemos que estar en casa en pandemia no es fácil para nadie, especialmente para aquellos que tienen hijos. La televisión muchas veces puede ser una salvación, sin embargo, hay que estar informados de los riesgos de la exposición a la pantalla en niños pequeños.

Como adultos, hoy en día la vida es impensable sin las pantallas. El celular para comunicarse con los conocidos, el computador para trabajar, la televisión para entretenerse, la tableta para informarse... somos absolutamente dependientes de estos aparatos electrónicos.

Es casi inevitable que los niños también entren en esta dependencia, ya que nos observan y les intriga: la pantalla es muy adictiva y llamativa, con los colores e interacción, se transforma en un objeto muy deseado por los niños pequeños.

Muchas veces para los adultos es también una salida fácil cuando se quiere mantener al niño tranquilo por un momento. Sin embargo, la exposición extendida y frecuente a las pantallas por parte de menores tiene riesgos importantes a corto y largo plazo, que no se deben ignorar.

niño jugando en la naturaleza
¡Que vuelvan los niños a explorar la naturaleza!

En esta guía exponemos algunos puntos importantes con respecto a la exposición a las pantallas en niños, que no debes olvidar:

Antes de los dos años, NO

Los expertos reiteran que la exposición a las pantallas en niños menores de dos años de edad, debe evitarse por completo. Los efectos de lo anterior son irreversibles y pueden deteriorar mucho su desarrollo cognitivo y social.

Entre los dos y cinco años de edad, la exposición a la pantalla debe ser de máximo una hora diaria (idealmente, CERO horas diarias).

Contenido didáctico y apropiado

Si no se puede evitar el uso de pantallas en niños pequeños, es importante que los contenidos que se les ofrece sean didácticos y apropiados para su edad. Idealmente, deberían estar acompañados por un adulto para supervisar el contenido e interactuar junto a ellos. Usarlo como un momento de vínculo y aprendizaje.

Si el niño va a estar frente a una pantalla, que tenga una actitud activa con una actividad acorde a su edad: que arme un puzzle en la tableta o pinte, por ejemplo.

Lo que no está haciendo

Hay que entender que si el niño está usando su tiempo frente a una pantalla, no está compartiendo con sus pares o familia, socializando, leyendo un libro, pintando ni realizando actividad física, entre otros.

No hay que olvidar la infinitud de posibilidades que tienen los niños para entretenerse o pasar el tiempo, dentro o fuera de casa.

niños pintando con mamá
Pasen más tiempo fuera de la casa y realizando actividades en conjunto.

Desarrollo cerebral

El desarrollo de un niño se basa en sus experiencias. Si pierde la oportunidad de desarrollar su cerebro jugando con los demás o realizando otras actividades, y en vez de eso está frente a la pantalla, habrá un impacto en el fortalecimiento de su desarrollo.

La pantalla produce un efecto inmediato de detención del movimiento y desconexión de todo lo que pasa a su alrededor. Esto impacta en áreas sensibles del niño, como en su lenguaje y capacidad de concentración.

Alteración de los patrones de sueño

Se debe evitar por completo la exposición a las pantallas antes de dormir. El cerebro interpreta la luz de estas como si fuera de día, por lo que le costará más quedarse dormido y se alteran sus patrones de sueño.

Peor vista, mayor agresividad y sobrepeso

Se ha demostrado que los problemas visuales de hoy en día comienzan en edad temprana, principalmente por la alta exposición a la pantalla de niños pequeños. La exposición a la luz azul de las pantallas daña los ojos, también a los adultos, pero hay que considerar que los niños aún están desarrollando su visión, por lo que hay que cuidarla en mayor medida.

Se ha demostrado también que ciertos programas de televisión y juegos virtuales influyen en el carácter del niño, y se asocian a comportamientos antisociales y agresivos. Además, se ha relacionado una mayor exposición a las pantallas con mayores niveles de obesidad en niños, debido al sedentarismo prolongado.

Consejos a los padres

No es fácil, pero los expertos recomiendan tajantemente limitar el uso de pantallas en niños pequeños, atrasar lo más posible el inicio, mantener sus habitaciones libres de aparatos electrónicos y dar el ejemplo.

Pasen el tiempo libre en familia, intenten salir de casa (si es posible) y limitar el uso de pantallas para asuntos escolares si es necesario.

Familia de paseo
¡Elige hacer un paseo con los niños y aléjate de la tentación de las pantallas!

Ingresa a nuestra Comunidad de Padres para más consejos, experiencias e información acerca del complicado mundo de la crianza.

sigamos en contacto

Inscríbete para no perderte las novedades y actualizaciones.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate