Arrow to expande the menu options Loading
mamá jugando con niño pequeño.
padres

testimonio de María Fernanda: Cómo una mamá puede criar en amor y respeto, lactar en Tándem y tener negocio propio

4 minutos

02/07/2021

María Fernanda Pereira nos cuenta su experiencia siendo madre de dos chiquitos, lactando en tándem y siendo exitosa laboralmente. ¿Cómo lo hace? No es imposible, requiere información adecuada, determinación y constancia, y organización.

Mi nombre es María Fernanda Pereira Sánchez (Instagram @newmommycolombia o @mafe_pereira91), soy Administradora de Empresas de profesión y hace tres años pertenezco a una comunidad de familias (Tribu Munayki) en la que ofrecemos acompañamiento y asesoría constante de lactancia máster por asesoras certificadas, disciplina positiva, pediatría y otros servicios médicos. Además, llevo 9 años emprendiendo con tiendas virtuales y asesoría a nuevos emprendedores, y acompaño a otras madres desde el conocimiento adquirido en cursos y mi experiencia como madre durante ya tres años.

Mamá con bebé en la sillita.
Cuidar a un bebé y trabajar desde casa es todo un desafío.

En estos tiempos de pandemia y aislamiento social, donde las labores han migrado hacia la digitalización, observamos que cada vez somos más las mujeres que debemos trabajar o emprender en casa al mismo tiempo que criamos. Sin un método o rutina adecuada, esto puede llegar a ser muy estresante y frustrante.

Según mi experiencia como mamá de dos pequeños con diferencia de dos años, es de suma importancia que estemos bien informadas, tengamos una red de apoyo sólida y una educación empoderante que nos permita evolucionar como personas, madres y profesionales.

A menudo me preguntan cómo hago para tener tanta paciencia, lactar en tándem al mismo tiempo manejar mi tienda virtual y asesorar a otros emprendedores. No ha sido fácil, pero en los siguientes párrafos voy a contarles qué he aprendido en los últimos cuatro años.

Crianza respetuosa

En primer lugar, la información es determinante para llevar una crianza respetuosa, crear un apego seguro y educar con disciplina positiva, pues no es un misterio que, para las generaciones más antiguas, estos conceptos son extraños y muchas veces los tildan de incorrectos. Por lo tanto, estamos marcando un nuevo precedente en cuanto a crianza se refiere.

Poner límites sin amenazas o palmadas es un reto gigantesco para los que aprendimos que la disciplina y la corrección son iguales a una palmada, grito o correazo, y es por eso por lo que debemos aprender, estudiar y sanar nuestra niña interior.

Organización del día

En segundo lugar, si queremos trabajar o emprender desde casa con éxito, es sumamente importante ser ordenadas y disciplinadas. Debemos dejar de lado esa imagen de mujer esforzada que hace mil cosas a la vez, y centrarnos en organizar nuestro tiempo y crear hábitos efectivos con los niños.

Yo tengo un pequeño de 3 años y medio, y una pequeñita de 1 año. No ha sido fácil llevar todo el proceso, pero si lo hacemos con amor y paciencia, es posible. En mi caso, ordené nuestra vida de la siguiente manera (los fines de semana organizo mi agenda de toda la semana): me levanto a las 5 AM y dedico esa primera hora a mí misma: hago ejercicio, me comunico con Dios, leo un libro, tomo desayuno y me ducho. De esta forma siento que, si tengo espacio para mí, me ayuda a afrontar los retos del día con más calma, sin sentirme agobiada por las múltiples tareas.

Por otra parte, decidí buscar a alguien que me ayude en casa con los niños y quehaceres, de esta manera puedo tener definido mi horario de trabajo sin estar atendiendo todo al mismo tiempo. Además, mi niño de 3 años va en las mañanas al jardín, lo que me permite tener este tiempo para trabajar con mayor enfoque.

Otro aspecto de suma importancia para la lactancia en tándem es que al bebé le doy pecho a libre demanda, pero al niño le puse horario: solo tres tomas al día. Lo anterior, en términos de maternidad y lactancia, me ayudó a evitar la agitación por amamantamiento y seguir disfrutando de esta hermosa experiencia.

En las tardes dejo un espacio de 1 hora para desconectarme del trabajo y jugar con los niños, dándoles toda mi atención y tiempo de calidad. Al finalizar el día, hacemos lo que toda familia común hace: cenar, jugar o ver un poco de TV e ir a dormir. Ellos a las 8:30 PM ya están dormidos y yo aprovecho hasta las 10 PM para cubrir pendientes del hogar o trabajo. Los domingos son sagrados: siempre estamos en familia y me entrego totalmente a la maternidad.

Actitud

Adquirir todos estos hábitos me tomó varios meses, pero cambió nuestra vida del cielo a la tierra. Ahora puedo decir que disfruto mi maternidad al 100% porque tengo tiempo para mí como individuo, soy mamá y soy productiva profesionalmente hablando. Todo esto también es posible gracias a que entreno mi carácter, me educo constantemente y aprendo sobre las diferentes inteligencias y habilidades que tienen los empresarios exitosos.

Puedo decir con toda la certeza que sí es posible ser mamá, lactar en tándem, criar en amor y respeto y emprender al mismo tiempo. No es nada del otro mundo si sabes qué tipo de vida quieres vivir. Alguna vez fui una mujer insegura, con muchos sueños y grandes obstáculos, pero descubrí mi camino y la importancia de la autoeducación en el proceso de transformación que necesitaba para lograr lo que anhelaba.

Mamá con bebé recién nacido.
"Sí es posible ser mamá, lactar en tándem, criar en amor y respeto y emprender al mismo tiempo"

Subscríbete a nuestra Comunidad de Padres para más artículos e información sobre crianza, maternidad y salud del bebé. Te puede interesar nuestro artículo sobre lactancia materna.

sigamos en contacto

Inscríbete para no perderte las novedades y actualizaciones.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate