Arrow to expande the menu options
una mujer embarazada
madres y padres

cambios de humor en el embarazo

15/02/2022

No hay ninguna duda de que el embarazo es una montaña rusa, el cuerpo experimenta todo tipo de cambios a la hora de llevar y dar a luz a tu bebé.

Una de las cosas más difíciles de sobrellevar -tanto para ti como para el resto- son los cambios de humor que puedes experimentar.

Estos sentimientos de frustración e incluso de ira pueden explicarse fácilmente: son el resultado de la repentina oleada de hormonas que experimenta tu cuerpo. Al tratarse de cambios mentales, más que físicos, y que a menudo surgen repentinamente, suelen resultar más extraños para las futuras madres que otros cambios más evidentes y bien documentados, como el aumento de peso, las arañas vasculares o las náuseas matutinas.

A continuación, explicamos con más detalle por qué se producen los cambios de humor durante el embarazo y compartimos historias y consejos de las mamás de WaterWipes que han pasado por ellos:

  1. ¿Es normal enfadarse durante el embarazo?

  2. Cambios de humor en el embarazo: ¿por qué se producen?

  3. ¿Cuándo empiezan los cambios de humor en el embarazo?

  4. Cómo controlar los cambios de humor durante el embarazo

  5. Cambios de humor en el primer, segundo y tercer trimestre: ¿hay alguna diferencia?

1. ¿Es normal enfadarse durante el embarazo?

Sí, no te preocupes, es completamente normal enfadarse durante el embarazo. También es normal estar un poco más triste de lo habitual. Ah, sí, ¡y también más feliz! De hecho, podrías experimentar estas tres emociones en cuestión de minutos y sería completamente normal.

Los síntomas de los cambios de humor en el embarazo son los siguientes:

  • Irritación/frustración

  • Enfado - a menudo inesperado

  • Sensación de llanto sin motivo aparente

  • Alegría extrema

  • Ansiedad

  • Estado de ánimo más fuerte de lo habitual

"Los cambios de humor fueron, sin ninguna duda, la parte más dura durante los primeros meses de embarazo para mí. Las náuseas matutinas eran más o menos soportables; lo que no podía soportar era la culpa que sentía tras gritar a mi marido por todo, desde tostar demasiado el desayuno hasta dejar la tapa del váter levantada. Los dos nos sentimos muy aliviados cuando mis hormonas se calmaron durante el segundo trimestre, y todavía nos reímos de "mi fase de diva"". - Madison, madre de Elena, seis meses

2. Cambios de humor en el embarazo: ¿por qué se producen?

No todas las mamás están de buen humor un minuto y de mal humor al siguiente, pero sí muchas de ellas, y hay una explicación muy sencilla para ello.

Durante las primeras etapas del embarazo, las futuras mamás experimentan un tsunami de subidas hormonales, pues su cuerpo se llena de dos hormonas muy importantes: el estrógeno y la progesterona. Estas dos hormonas son responsables de muchas cosas buenas en el embarazo, como proteger al bebé hasta que la placenta se haga cargo de él, darle ese famoso "brillo" del que todo el mundo habla y hacer que le crezcan las uñas. Pero en niveles elevados, también pueden ser bastante molestas y provocar efectos secundarios no deseados, como náuseas matutinas, fatiga y rápidas fluctuaciones del estado de ánimo.

Además de los aumentos hormonales, la falta de sueño también puede influir en los cambios de humor durante el embarazo. Aunque no estés esperando un bebé, a veces es imposible entrar en razón cuando sólo has dormido unas pocas horas.

Esto se agrava cuando se está embarazada, sobre todo durante el primer trimestre, ya que aunque creas haber dormido toda la noche, tu cuerpo está haciendo un trabajo extra preparándose para los próximos nueve meses, por lo que es normal sentirse agotada y más irritada de lo normal. Además, es posible que estés trabajando y tengas que cuidar a otros niños, lo que aumenta tu incapacidad para pensar con claridad.

La falta de sueño también es habitual en el tercer trimestre, cuando muchas madres sienten un poco de ansiedad, así como los síntomas habituales del tercer trimestre, como el síndrome de Braxton Hicks y otros dolores generales. Todo ello puede contribuir a que no se duerma bien por la noche y, en consecuencia, a que la mente esté confusa al día siguiente.

3. ¿Cuándo empiezan los cambios de humor en el embarazo?

Los cambios de humor pueden ser uno de los primeros signos del embarazo para muchas personas. Si estás intentando tener un bebé y te encuentras sollozando incontroladamente en tu reality show favorito (cuando normalmente eres una reina de hielo en lo que a emociones se refiere), quizás debas hacerte una prueba de embarazo. Nunca se sabe.

"Me considero una persona bastante sensata, así que cuando empecé a irritarme con mi encantadora vecina mayor por la forma en la que aparcaba su coche, y luego me enfadé ferozmente con mi pareja por haber perdido el mando a distancia, supe que algo pasaba. Me hice una prueba de embarazo por sugerencia de una amiga y, por fin, estaba embarazada. Fue un alivio saber que no me estaba volviendo loca". - Riley, madre de Zac, de un año.

4. Cómo controlar los cambios de humor en el embarazo

Los cambios de humor durante el embarazo son normales, pero hay algunas cosas que puedes hacer para recuperar el control...

  • Acepta los golpes:

Aceptar que los cambios de humor durante el embarazo son increíblemente comunes y que no eres la única que los siente, es el primer paso para superar estos altibajos, a menudo desconcertantes.

  • Aperitivos saludables:

Aunque tengas la tentación de coger una caja de bombones o una tarrina de helado cuando te sientas decaída -o con el ánimo subido- durante el embarazo, los tentempiés saludables regulares, como los frutos secos o el queso, son mucho mejores para estabilizar tu estado de ánimo. Los dulces, aunque son deliciosos, sólo proporcionan un breve estímulo, e incluso puede que te sientas peor después, ya que tu nivel de azúcar en sangre se desploma.

  • Mantén la comunicación con tu pareja:

Una de las cosas más difíciles de los cambios de humor es que normalmente no sabes que estás pasando por ellos hasta que se nivelan de nuevo, lo que puede ser especialmente duro para tu pareja, ya que probablemente se llevará la peor parte. Asegúrate de seguir hablando con ella y hacerle entender que lo que está ocurriendo es una parte normal del embarazo y que está fuera de tu control. Pronto será capaz de detectar las señales y, con suerte, aprenderá algunos trucos para ayudarte a sentirte mejor.

  • Priorizate:

A muchas futuras mamás les resultará extraño, sobre todo si ya han sido madres, pero durante el embarazo está bien ponerse en primer lugar. Duerme la siesta siempre que puedas, come con regularidad e intenta hacer ejercicio unas cuantas veces a la semana, aunque solo sea un paseo. Esto último, sobre todo, inundará tu cuerpo de endorfinas que te elevarán el estado de ánimo y te harán sentir muy bien.

  • Acude a tus citas:

Asegúrate de no faltar a ninguna de las revisiones de tu visitador médico durante el embarazo. Y si tienes que cancelarlas por cualquier motivo, cámbialas. Están ahí no sólo para comprobar que tu cuerpo funciona como debe, sino para escuchar cualquier preocupación que puedas tener y ayudarte a resolverla. Aprovecha su gran experiencia.

"Mi visitadora médica fue un auténtico apoyo para mí durante todo el embarazo, sobre todo durante los primeros meses, cuando parecía que perdía el sentido en cuanto a mi estado de ánimo. Me explicó que esos cambios bruscos eran completamente normales y me dio algunos consejos para controlarlos. Nada complicado, sólo largos baños y largos paseos, que realmente funcionaron". - Carmen, madre de Billie, tres meses.

Aunque las fluctuaciones del estado de ánimo durante el embarazo suelen ser completamente normales, si las tuyas son persistentes, demasiado intensas o interfieren en tu vida diaria, habla con tu médico, que podrá tranquilizarte y orientarte.

5. Cambios de humor en el primer, segundo y tercer trimestre: ¿hay alguna diferencia?

Los cambios de humor en el embarazo suelen producirse durante el primer y el tercer trimestre, cuando los niveles de estrógeno y progesterona se disparan, con un breve respiro entre medias mientras el cuerpo se asienta.

La clave está en no agobiarse por estos cambios de humor. Estás a punto de traer una nueva vida al mundo, y eso es algo importante, así que date un respiro y, si quieres darte un capricho, hazlo.

Si esta guía te ha resultado útil, quizás quieras leer otros artículos en nuestra Comunidad de Padres. Por ejemplo…

sigamos en contacto

regístrate