Arrow to expande the menu options Loading
madre-sosteniendo-bebe
madres y padres

vínculo madre – bebé: guía, consejos y experiencia de otras madres

28/01/2021

El vínculo afectivo madre – bebé es un tema que preocupa y que genera dudas a muchas madres. En WaterWipes hemos elaborado una guía con recomendaciones y consejos para orientarte en cómo construirlo.

Si vas a ser mamá por primera vez próximamente, es probable que hayas leído y escuchado mucho sobre el vínculo afectivo que se crea con el bebé antes, durante y después de su nacimiento y, en consecuencia, es probable que sientas ciertos nervios al respecto. Asimismo, puede que ya hayas sido madre antes y que aún sigas teniendo dudas sobre cómo desarrollar ese vínculo con el bebé.

Desde WaterWipes hemos elaborado una guía con recomendaciones y consejos sobre el apego y la creación de un vínculo afectivo intenso con el bebé. Además, hemos recopilado los consejos y experiencias ante esta realidad de cinco madres. Verás que la experiencia es totalmente distinta para cada una de ellas: algunas crearon el vínculo de forma instantánea, mientras que otras nunca han llegado a sentirlo… ¡Te lo contamos!

1. ¿Qué es el vínculo afectivo con un bebé?

2. ¿Por qué es importante este vínculo?

3. Cómo crear un vinculo afectivo con tu bebé

1. ¿Qué es el vínculo afectivo con un bebé?

El apego es el vínculo afectivo intenso que se crea entre una madre y su bebé. Es la sensación que permite y ayuda a una madre a levantarse por las noches para atender los llanos de su pequeño, y la que nos crea la necesidad de proteger a nuestros hijos ante cualquier daño.

Algunas madres sienten este amor incondicional hacia sus pequeños de forma inmediata, mientras que a otras puede llevarles unos días, semanas o incluso meses generar ese vínculo afectivo con su bebé. En otros casos, hay madres que nunca llegan a sentirlo, pero, aún así, ponen todo su esfuerzo en cuidar a sus pequeños. El apego se vive de forma diferente en cada caso.

2. ¿Por qué el apego es tan importante?

Se trata de la primera relación que el bebé experimenta en su vida, y esa vinculación entre madre e hijo tiene consecuencias positivas para los niños y niñas. Mostrar amor y afecto hacia tu hijo o hija y tratar de protegerlo y mantenerlo fuera de peligro, le ayudará a desarrollar el sentido de la seguridad e incluso a aumentar su autoestima, tal y como reflejan diversos estudios científicos.

3. Cómo crear un vínculo con tu bebé: consejos de otras madres

Desde WaterWipes pedimos a cinco madres que compartieran sus recuerdos y experiencias sobre el apego, así como cualquier consejo para fortalecer ese vínculo con el bebé.

muchos abrazos y cariño

"No sentí el mismo ‘flechazo’ instantáneo (por llamarlo de alguna manera) con mi pequeño que otras madres sí experimentan", dice Marie. “El parto, aunque fue sencillo, fue también muy largo y agotador, por ello, cuando pude coger a Joshua por primera vez, en lugar de pensar '¡Ay!', Fue algo como: '¡Dios mío, mataría por una taza de té!'. Durante los días y semanas posteriores, una vez que los dolores y las molestias desaparecieron (y gracias a los muchos abrazos que le di) algo pareció ‘activarse’ en mi interior y pasé a estar enamorada”.

el lenguaje corporal del bebé

“Después de todo lo que había leído sobre el apego cuando un bebé nace, esperaba que esa sensación fuera instantánea cuando nació Ángela”, dice Margot. “Pero lo que realmente sentí fue alivio (porque ella estuviera conmigo y a salvo) y aprensión. Me preguntaba si sería capaz de estar a la altura del trabajo y esfuerzo que supone cuidar a un ser humano diminuto e indefenso.

Siendo sincera, reconozco que los primeros años del bebé no fueron fáciles. Pensaba que estaba en la obligación de saber qué hacer, pero la realidad es que no tenía ni idea, así que iba haciendo lo que una amiga en la misma situación me recomendaba: hablarle, leerle, cantarle… Gracias a esto conseguí dejar de ver a Ángela como una extraña para mí y sentía, gracias a su lenguaje corporal, que ella también disfrutaba de estos momentos. Seis años después, todavía no he sentido esa fuerte sensación, pero sigo disfrutando muchísimo del tiempo que pasamos juntas. Y ¡cuidado con quien se atreva a molestarla!”.

contacto piel con piel para reforzar el vínculo

“Al planificar el momento del parto, pedí que, siempre que todo fuera relativamente bien, me dejaran coger a mi bebé directamente. Había leído que el contacto piel con piel en el momento del parto permite crear lazos afectivos y, en mi caso fue así", dice Ella. "Desde el momento en que la pusieron en mis brazos, sentí un amor puro increíble por ella, un sentimiento que se hace más fuerte cada día".

Para obtener más información sobre los beneficios del contacto piel con piel entre madres y bebés, lea nuestro artículo Piel con piel: recién nacidos y los primeros meses.

Si quieres más consejos útiles sobre la planificación del parto, consulta nuestros sencillos pasos para organizar un plan de parto.

contacto visual cara a cara para potenciar el apego

"Había leído sobre la importancia del contacto visual con el bebé y sobre cómo ayuda a crear ese vínculo, por lo que, cuando nació Sophie, estaba ansiosa por poder mirarla a los ojos", dice Kathrine. “Durante los primeros meses, no hice nada especial, simplemente me aseguré de mirarla siempre a los ojos: cuando la tenía en brazos o cuando la cambiaba. Cuando sus ojos se clavaron en los míos por primera vez, mi corazón dio un salto. A día de hoy mi corazón sigue saltando cada vez que lo hace. Ella es mi mundo ".

no te estreses, el vínculo con el bebé no puede forzarse

"Si lees los medios, foros etc. existen dos tipos de mamás: ‘mamás mamás’ y ‘mamás no mamás’, y, sin duda, yo soy de las segundas", dice Gail. "Traté de aplicar todas las recomendaciones sobre apego que recogen los libros, pero no me salía hacerlo de forma natural. En la actualidad, mis dos hijos tienen seis y ocho años, y aún no he llegado a sentir ese vínculo afectivo. Sin embargo, trato de no preocuparme. Conozco a otra madre con adolescentes que tampoco se describiría a sí misma como ‘mamá mamá’, pero tiene una relación maravillosa con sus hijos. La admiran, le cuentan sus problemas… es fantástico verlo. El consejo que ella me dio fue no forzar el vínculo, así que no lo hice. Creo que el apego emocional se presenta en diferentes formas y, aunque el mío no es del que hablan los libros, somos una familia realmente feliz".

La verdad es que no existe un consejo o la fórmula mágica para lograr el vínculo perfecto con un bebé. Cada relación madre – bebé es única. Como ocurre con todo durante el primer año de vida del bebé, la clave es no preocuparse excesivamente. Como se decía anteriormente, hay algunas madres que instantáneamente sienten un vínculo inquebrantable con sus pequeños, pero hay muchas otras a las que les lleva un tiempo crear esa conexión, y otras que nunca llegan a sentirla. Y todos estos casos están perfectamente bien. Lo realmente importante es mantener al bebé sano y feliz, todo lo que haga para ello, estará bien hecho.

Esperamos que este artículo te ayude a sentirte mejor acerca del apego con el bebé, dondequiera que se encuentre.

¿Futuro papá? Lea nuestros artículos sobre el vínculo entre padres y bebés para conocer más recomendaciones y consejos.

Para más información sobre bebés recién nacidos, visite nuestra Comunidad de Padres:

Contacto piel con piel

Primera semana de maternidad

Consejos para cambiar pañales

sigamos en contacto

Inscríbete y no te pierdas las últimas novedades.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate