Arrow to expande the menu options Loading
Bebé dormido.
recién nacido

consejos de seguridad para el sueño del bebé

3 minutos

27/01/2021

Los primeros meses de vida, los bebés duermen muchas horas al día. El sueño es todo un tema para los padres, quienes buscan prevenir cualquier tipo de accidente relacionado, y que intentan que su bebé tenga un sueño tranquilo, profundo y descansadero. Aquí encontrarás algunos tips para lograrlo.

La seguridad de nuestros hijos es prioritaria, siempre. Durante el día, cuando son bebés recién nacidos, no los dejamos solos ni un segundo. Durante la noche, es hora de descansar y dejarlos dormir tranquilos, sin embargo pueden surgir dudas acerca de la posición, cuna, luz, ropa de cama, etc. ¿Estará bien?

La idea es que los padres aprovechen el sueño del bebé y se vayan a dormir. Pero es difícil hacerlo si hay padres preocupados por la seguridad del bebé mientras duerme. Por eso, tanto por su sueño como el tuyo, es importante que sigas algunas recomendaciones acerca del cuidado del bebé mientras duerme, para que así puedan ambos dormir tranquilos.

bebés y mamá dormidos
¡Aprovecha el momento en que ellos duermen para descansar!

Tanto como si lo acuestas en un moisés al lado de tu cama como en una cuna en su propia habitación (recomendado luego de los 6 meses), aquí algunas medidas de seguridad y consejos de comodidad que pueden ayudarlo a tener un sueño seguro:

Boca arriba

Los expertos indican que la posición más segura para dormir es boca arriba, es decir, apoyado en su espalda. A pesar de que hay personas que creen que esta posición es peligrosa debido a la posibilidad de atragantamiento, se ha comprobado que no hay mayor riesgo de que eso suceda.

En el mismo sentido, se ha demostrado que la posición boca abajo tiene relación con mayores probabilidades de sufrir muerte súbita del lactante (SMSL). En cuanto a posicionar al bebé de lado, tampoco es recomendado, ya que fácilmente puede terminar boca abajo sin capacidad de girar por sí solo.

Una vez el bebé sepa girarse solo al dormir, puedes acostar al bebé de lado. Todo lo anterior aplica no solo en su sueño de noche, si no durante todas las ocasiones en las que duerma.

Superficie firme

El colchón en donde acuestes al bebé debe ser firme. Los excesivamente blandos son peligrosos ya que el bebé puede quedar atrapado entre los pliegues. Evitar los colchones de agua o acostarlo en un sofá, por la misma razón.

Es importante que no quede ningún espacio entre el colchón y la pared o los barrotes de la cuna, para que no haya riesgo de que el bebé se quede atrapado en ese espacio.

Evitar la almohada

No se recomienda que el bebé use almohada hasta por lo menos los dos años de edad. No es necesario para ellos y además puede forzar la curvatura de su cuello. Además, si el niño quedara boca abajo, podría tener peligro de asfixia.

Luego de los dos años, se puede ofrecer almohada, aunque no es necesario. Es importante que ésta sea delgada y no muy blanda.

bebé dormido
Se aconseja que los bebés duerman boca arriba.

Dormir en la habitación de los padres

Cuando son menores de 6 meses se recomienda que el bebé duerma en un moisés en la misma habitación de sus padres. Esto ha demostrado disminuir la incidencia de la muerte súbita del lactante. En el mismo sentido, la lactancia materna también se ha relacionado con menor riesgo de SMSL.

Sobre el colecho (dormir en la misma cama de los padres): algunos expertos no recomiendan compartir cama, especialmente antes de los 4 meses de edad del bebé y si alguno de los padres es fumador. Existe la opción de un moisés especial el cual se posiciona pegado a la cama de los padres con ese lado abierto, esto es más seguro que compartir la misma cama.

Cuna segura

Las cunas apropiadas deben seguir una serie de normativas de seguridad que debes saber antes de comprar una:

  • Separación entre barrotes: entre 4,5 y 6 centímetros.

  • Altura de los barrotes: altura mínima por dentro es 30 cm y el máximo 60 cm.

  • Barniz o pintura apto para bebés. No debe contener plomo, recuerda que a los bebés les gusta llevarse todo a la boca.

  • Largo de la cuna: 20 cm más que el tamaño del bebé.

Nada extra

Cuando acuestes al bebé en su cuna, asegúrate de que no haya ningún ítem innecesario: juguete, colcha extra, monitor, almohada, manta, ropa... nada de esto debería estar dentro de la cuna. Solo es necesario una sábana que esté firme puesta sobre el colchón.

bebé dormido en cuna
Los barrotes deben tener entre 4,5 y 6 cm de separación.

En nuestra Comunidad de Padres encontrarás más artículos relacionados con crianza y paternidad. Lee nuestro artículo sobre buenos hábitos de sueño, y si quieres saber más sobre la muerte súbita del lactante, lee este artículo.

sigamos en contacto

Inscríbete para no perderte las novedades y actualizaciones.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate