salud-mental-encierro
padres

consejos para padres: ¿cómo mantener una buena salud mental durante el encierro?

4 minutos

La pandemia de coronavirus nos ha cambiado la vida a todos. Sabemos que al quedarnos en casa estamos haciendo lo correcto, pero no se puede negar que esta "nueva normalidad" ha generado una gran cantidad de desafíos. Algunas madres y padres pueden estar llevando bien la vida encerrados y otros pueden sentirse aislados y abrumados, especialmente cuando las visitas de familiares y amigos se han detenido. Sea como sea, mantener una salud mental positiva y saludable puede ser difícil, por lo que queremos ayudarte a lograrlo.

Si hay algo que podemos decir con certeza en este momento de profunda incertidumbre, es que lo que sea que estés sintiendo es natural y válido. Esta es una situación nueva para todos los padres y no hay una forma "correcta" de hacerle frente. La clave es establecer cierta normalidad y rutina, dentro de lo posible.

Aquí hay algunos consejos para quedarte en casa que podrían ayudarte a hacer frente a los cambios y, con suerte, aliviar algunas de tus preocupaciones en el camino:

1. Aprovecha los recursos en línea

Busca en línea y encontrarás de todo, desde clases de matemáticas hasta lecciones de música, mientras que los museos y zoológicos abren sus puertas diariamente para visitas virtuales y charlas de expertos. Los padres de niños muy pequeños también pueden leer nuestros artículos sobre juegos para niños pequeños para obtener consejos y sugerencias.

"Estaba encontrando la educación en el hogar realmente difícil", dice Andrea (Santiago, Chile), mamá de Juana (7 años) y Carlos (5 años). "Hasta que descubrí todas las cosas increíbles que están sucediendo en internet como tutoriales de baile, cocina y ciencias e incluso sugerencias descargables para manualidades. Ahora, hago una búsqueda rápida en Google la noche anterior y establezco una rutina para el día siguiente".

Establecer un "itinerario" que mezcle aprendizaje con tareas del hogar y tiempo para hacer deporte, no solo es importante para aumentar la salud mental, si no que hace que los días se pasen de manera más rápida y entretenida.

2. No te sientas demasiado culpable por el tiempo frente a la pantalla

Con las guarderías y colegios cerrados, muchos padres tienen que hacer malabarismos entre el cuidado infantil y trabajo a tiempo completo. Si esto se aplica a ti, trata de no preocuparte demasiado por usar la televisión o cualquier otro dispositivo electrónico cuando necesites desesperadamente terminar un informe o enviar un correo electrónico importante.

Aunque obviamente no es recomendado que los niños pequeños pasen muchas horas diarias frente a una pantalla, estas circunstancias excepcionales son solo temporales y no tienes que preocuparte de que tus hijos se quedarán atrás porque todos sus compañeros también están en las mismas.

Para mantener el equilibrio, trata de asegurarte de que ellos (y tú) respiren aire fresco todos los días, ya sea simplemente pasar un rato en el jardín o realizar una caminata (si las autoridades de tu localidad lo permiten).

"Los niños definitivamente pasan más tiempo frente a la pantalla que antes de la pandemia, pero elijo no sentirme culpable por eso", dice Alejandro (Chile), papá de Tomás (4 años) y Elena (8 años). "Su educación es importante, por supuesto, pero también debemos mantener un techo sobre nuestras cabezas. Cuando pasamos tiempo juntos, nos aseguramos de que sea tiempo de calidad y que no involucre pantallas".

salud-mental-encierro

3. Mantente en contacto virtualmente

Para algunos padres de niños pequeños, la vida encerrada puede no ser muy diferente a como solían ser las cosas, ya que naturalmente pasas más tiempo en casa con tu familia cuando tienes un bebé. Sin embargo, una cosa que definitivamente ha cambiado es la falta de personas que visitan físicamente y que en ocasiones pueden ayudarte con algunas tareas.

Sentirte aislado puede afectar tu bienestar mental, así que asegúrate de conectar con los demás virtualmente. Chatear con alguien a través de aplicaciones como Zoom o FaceTime nunca será tan bueno como compartir una taza de té con ellos en la vida real, pero aún así te ayudará a aliviar tus niveles de estrés, así como a romper con la rutina.

"Me rompe el corazón que mis padres no puedan abrazar a su nieta, así que tenemos una llamada de Zoom todos los días. Obviamente, no es lo mismo, pero al menos no se están perdiendo por completo esta etapa de su vida y podemos tener una buena conversación ", dice Ana mamá de Nicolás. “También hablo cada dos días con otras madres que conozco que tienen bebés e intentamos hablar de cualquier cosa menos del virus. Es una gran ayuda para mí, ya que puedo sacar cualquier preocupación que tengo de mi pecho y tener un poco de chisme también".

4. Si lo necesitas, pide ayuda

Si estás luchando de alguna manera con estos cambios en la rutina (y todos lo estamos hasta cierto punto), asegúrate de comunicarte con un especialista, ya que podrán ofrecerle un apoyo invaluable. Muchos médicos de la distintas áreas de la salud ofrecen consultas virtuales, incluso terapias para los infantes.

También puedes leer nuestro artículo sobre ejercicios en el hogar, donde entregamos tips para realizar ejercicio físico en casa para tener una salud mental más positiva.

salud-mental-encierro

sigamos en contacto

Inscríbete para no perderte las novedades y actualizaciones.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate