Bebé en un cochecito
bebé en crecimiento

ayuda: calmar los rasguños del bebé en sus caras.

3 minutos

No hay muchas cosas más bellas que la cara de nuestro bebé.

Ya sea el aspecto de paz total mientras duermen o esa sonrisa traviesa cuando hacen algo, sus expresiones combinadas con esa piel perfecta y suave son lo mejor.

Entonces, cuando de repente hay un gran rasguño sangrante en la cara puede ser un poco impactante y especialmente en el momento en que te das cuenta de que surgió de sus propias uñas. Esto te hace sentirte como un muy mal padre.

Porque, ¿cómo podrías haber dejado que las uñas de tus hijos se afilaran tanto que pudieran sacar sangre de su propia cara? Bueno ... bastante fácil en realidad.

Cortar las uñas de tu bebé: un esfuerzo de equipo

"Cortar las uñas de un bebé es fácil", dijo ningún padre.

Es un arte que involucra habilidad, paciencia y un bebé que no se mueve, y por lo tanto, no es el tipo de cosas que puedes hacer rápidamente.

Muchos padres consideran que es un esfuerzo en equipo (uno entretiene al bebé mientras el otro corta), mientras que otros dicen que lo hacen por la noche. Un consejo adicional y que podría servirte es tratar de cortar las uñas del bebé mientras duerme en el cochecito. De esa manera, se quedan quietos y tienes luz natural para trabajar.

Los bebés se rasguñan la cara fácilmente

“Te dan ganas de decir: ¡No fui yo! ¡ Yo la cuido constantemente! Aunque parece que ha estado en una pelea callejera".

Los bebés pueden ser bastante torpes: sus brazos se agitan y todavía no tienen el control total de sus manos, por lo que es muy fácil para ellos golpearse en la cara. Así que con sólo que una de sus uñas esté un poco larga o tenga una esquina afilada, antes de que te des cuenta habrá un arañazo desagradable en su rostro.

"Me preocupa mucho pensar que las abuelitas del autobús me juzgarán si mi hija tiene un arañazo en la mejilla", dice papá Luke. “Te dan ganas de decir: ¡No fui yo! ¡ Yo la cuido constantemente! Aunque parece que ha estado en una pelea callejera".

Rasguños: tratamiento

Por mucho que nos llene de horror ver un rastro de sangre en la cara de nuestro bebé, el NHS aconseja que la mayoría de los cortes y raspones pequeños se pueden tratar en casa. Simplemente límpialo y cúbrelo, pero evita usar algodón ya que la pelusa puede atorarse en la herida. Las toallitas húmedas WaterWipes son una alternativa que podría ayudarte ya que no sólo están hechas de 99.9% de agua y una gota de extracto de fruta, sino que son tan suaves como el algodón. Los rasguños deberían sanar por sí mismos en cuestión de días.

Del mismo modo, si accidentalmente le pellizcas los dedos al cortar las uñas, trata de no entrar en pánico. Simplemente utiliza una toallita WaterWipes limpia para aplicar un poco de presión en el corte y el sangrado debería detenerse rápidamente.

Es importante mantener las uñas del bebé lo más cortas posible, y si tu bebé se rasca con frecuencia (por la noche, si tiene eczema, por ejemplo), busca comprar algunos guantes para arañazos, así mantendrás sus uñas tapadas y no se harán daño.

Pero recuerda, si tu bebé se rasguña no significa que eres un mal padre y , por lo general, no hay razón para entrar en pánico. Si alguna vez te preocupa un corte en la piel de tu bebé, habla con tu médico de cabecera o farmacéutico.

fuente:

  1. https://www.babycentre.co.uk/a536692/how-to-trim-your-babys-nails

sigamos en contacto

Inscríbete para no perderte las novedades y actualizaciones.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate