Proteger el microbioma de la piel del bebé

08/06/2020

La piel alberga millones de bacterias, hongos, virus y otros microbios que juntos comprenden el microbioma de la piel. Durante el período neonatal, los microbiomas infantiles son altamente vulnerables y susceptibles a múltiples influencias. Preservar y promover el desarrollo natural del microbioma de la piel del bebé es importante para mejorar la salud del bebé durante la infancia.1 Este artículo examina la fisiología de la piel del bebé y el desarrollo, la interrupción y el mantenimiento del microbioma.

Fisiología de la piel del bebé

La piel consta de tres capas principales: la epidermis, la dermis y la capa subcutánea. La capa más externa de la epidermis es el estrato córneo, que actúa como una barrera protectora contra microorganismos, productos químicos y alérgenos, particularmente para los bebés2. La epidermis en los bebés es 20% más delgada y el estrato córneo es 30% más delgado3, lo que aumenta la susceptibilidad a la permeabilidad y la resequedad4.

La diferencia entre la piel de un bebé y la de un adulto es que la piel del bebé es más delgada

Desde el nacimiento, la función de barrera y las propiedades de manejo del agua del estrato córneo se optimizan continuamente y se cree que las propiedades que hacen única la piel del bebé persisten durante los primeros 12 meses de vida2. Además, la piel del bebé está menos firmemente unida que la piel madura y tiene una mayor propensión a una pérdida transepidérmica de agua y una reducción de la hidratación del estrato córneo, lo que resulta en una función de barrera cutánea menos efectiva4,5,6. Además, debido a que la relación entre la superficie corporal del bebé y el peso corporal del bebé es mayor, los agentes tópicos se absorben más fácilmente y, por lo tanto, puede tener un efecto más pronunciado en la piel del bebé4.

Por lo tanto, la piel de un bebé es más vulnerable al medio ambiente que la piel de un adulto y, si no se cuida adecuadamente, se vuelve susceptible a la resequedad y afecciones como dermatitis atópica, dermatitis del pañal o incluso infecciones.

Desarrollo del microbioma de la piel del bebé

El microbioma de la piel nos protege contra los patógenos invasores, participa en el desarrollo de nuestro sistema inmunológico y descompone los productos naturales7.

Los microbios y sus metabolitos afectan el desarrollo inclusive desde el útero y se produce una colonización significativa al nacer: los bebés nacidos por vía vaginal adquieren bacterias que colonizan la vagina y los nacidos por cesárea adquieren los que están asociados con la piel7,8,9. Durante las primeras seis semanas de vida, estas diferencias observadas en función del modo de parto disminuyen y el microbioma de la piel del bebé evoluciona para reflejar algo similar al de su madre con bacterias que varían según el sitio del cuerpo10,11.

La evidencia sugiere que el desarrollo y el mantenimiento de una composición diversa de microbiomas en la infancia es crucial para promover el desarrollo y la integridad epiteliales normales, así como para dar forma a algunas de nuestras respuestas inmunes. La interrupción de este proceso puede influir en el desarrollo de afecciones inflamatorias como la alergia alimentaria y el eczema12. Todo lo que un bebé toca, con lo que se baña, respira, come y bebe tiene el potencial de afectar su microbioma y con ello el establecimiento de vías inmunes. Naturalmente, cualquier cosa que entre en contacto directamente con la piel tiene un impacto importante en el desarrollo del microbioma, incluidos detergentes, productos de higiene, jabones, humectantes, toallitas y otros productos de cuidado personal, así como el momento y la frecuencia del baño12.

Las diferentes funciones de barrera del microbioma de la piel.

Alteración del microbioma de la piel del bebé

La alteración del microbioma de la piel, o disbiosis, ocurre cuando el microbioma normal de la piel se altera. Esta disminución de la diversidad microbiana del microbioma de la piel puede estar relacionada con diversas patologías de la piel, como la dermatitis atópica y la erupción del pañal.

Si bien se sabe poco acerca de las moléculas que residen en la superficie de la piel o cómo los productos para el cuidado de la piel influyen exactamente en esta química13,14, existe evidencia establecida desde hace mucho tiempo que sugiere que los adultos experimentan cambios negativos en la diversidad del microbioma y la humedad de la piel, así como la pérdida de agua transepidérmica, como resultado del uso de productos de cuidado personal15,16,17,18,19,20.

El efecto de tales productos de cuidado personal en el microbioma cutáneo pediátrico está, hasta la fecha, poco estudiado. Sin embargo, sabemos que esta etapa temprana de desarrollo es fundamental para garantizar la estabilidad a largo plazo del microbioma1. Como tal, se debe tener especial cuidado para proteger la piel del bebé desde el nacimiento.

Cómo mantener el microbioma de la piel del bebé

La educación de los padres puede abordar preocupaciones comunes como la erupción del pañal y los sarpullidos en la piel en los recién nacidos y los bebés21. Los emolientes para la piel que consisten en óxido de zinc al 20% sin conservantes pueden ayudar a proteger y mejorar la barrera cutánea al sellar la hidratación22. Se debe alentar a los padres y cuidadores a cambiar los pañales sucios con frecuencia para evitar la acumulación de amoníaco o bacterias dañinas de la materia fecal o de orina en la piel. Los profesionales de la salud también deben ayudar a los padres a leer los ingredientes de los productos que usan y tomar decisiones informadas sobre las prácticas que pueden afectar la integridad y el microbioma la piel de sus bebés que, en última instancia, podría inclusive afectar su salud21.

Elegir productos con la menor cantidad de ingredientes posible puede resultar en una menor interferencia potencial del microbioma23. Por ejemplo, algunas toallitas para bebés consideradas ""puras"" o ""naturales"" contienen siete o más ingredientes. La siguiente tabla describe una lista de ingredientes que a menudo se encuentran en otras toallitas húmedas para bebés. Si bien es difícil crear una formulación que tenga ingredientes mínimos, WaterWipes ha creado una formulación única y pura que contiene solo dos.

Una lista de ingredientes y funciones que se encuentran en otros productos de toallitas húmedas para bebés.

Las toallitas húmedas WaterWipes son suaves en el microbioma de la piel

Fabricadas con solo 2 ingredientes: 99.9% de agua de alta pureza y 0.1% de extracto de fruta, las toallitas WaterWipes son suaves para el microbioma de la piel, por lo que son una alternativa adecuada al uso del algodón y el agua normal.

WaterWipes se fabrica en condiciones de sala blanca, utilizando una tecnología de purificación única. El agua utilizada en las toallitas WaterWipes se somete a un proceso de purificación de 7 etapas, lo que da como resultado una toallita ultra pura que brinda una sensación suave en la piel. Este proceso hace que el agua sea más pura que el agua hervida enfriada. Esta tecnología de purificación produce un producto único que limpia eficazmente la piel, sin la necesidad de varios ingredientes de limpieza adicionales. El extracto de fruta contiene polifenoles naturales y vitamina C que actúan como un suave acondicionador y limpiador de la piel. 24

WaterWipes proporciona una limpieza segura para la piel más delicada como la del recién nacido y es tan suave que también se puede usar en bebés prematuros. Además, las parteras y otros profesionales de la salud en todo el mundo recomiendan WaterWipes y se han convertido en la toallita preferida para muchas unidades de cuidados intensivos neonatales en Irlanda, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda.

Referencias:

1 Capone KA, Dowd SE, Stamatas GN, Nikolovski J. Diversity of the human skin microbiome early in life. J Invest Dermatol. 2011;131(10):2026–2032. doi:10.1038/jid.2011.168

2 Nikolovski, J., Stamatas, G., Kollias, N., Wiegand, B., 2008. Barrier function and waterholding and transport properties of infant stratum corneum are different from adult and continue to develop through the first year of life. Journal of Investigative Dermatology 128, 1728–1736. Available at: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022202X15339439 Last accessed April 2019

3 Stamatas, G., Nikolovski, J., Luedtke, M., et al, 2010. Infant skin microstructure assessed in vivo differs from adult skin in organization and at the cellular level. Pediatric Dermatology 27, 125–131 Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19804498 Last accessed April 2019

4 Cooke, A, Bedwell, C, Campbell, M, et al. Skin care for healthy babies at term: A systematic review of the evidence. Midwifery 56 (2018) 29–43 Available at: https://www.midwiferyjournal.com/article/S0266-6138(17)30354-6/pdf Last accessed: Last accessed April 2019

5 Oranges, T., Dini, V., Romanelli, M., Skin Physiology of the Neonate and Infant: Clinical Implications. Advances in Wound Care 2015: 4(10): 587-595. Available at https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4593874/ Last accessed April 2019

6 Nakagawa, N., Sakai, S., Matsumoto, M., et al , 2004. Relationship between NMF (Lactate and Potassium) content and the physical properties of the stratum corneum in healthy subjects. Journal of Investigative Dermatology 122, 755–763. Available at: https://ac.els-cdn.com/S0022202X15306928/1s2.0-S0022202X15306928-main.pdf?tid=168c5a11-b5f6-4edd-9d55-a4f93c51d0b8&acdnat=1525272628e84d3f2757de46454b328744997e139c Last accessed April 2019

7 Byrd, A.L., Belkai, Y., Segre, J.A., 2018. The human skin microbiome. Nature Reviews Microbiology 16, 143–145

8 Perez-Muñoz, ME., Arietta, M.C., Ramer-Tait, et al, 2017. A critical assessment of the "sterile womb" and "in utero colonization" hypotheses: implications for research on the pioneer infant microbiome. Microbiome 5, 48

9 Mueller, N.T., Bakacs, E., Combellick, J., et al, 2015. The infant microbiome development: Mom matters. Trend Mol Med 21, 109–117

10 von Mutius, E., 2015. The shape of the microbiome in early life. Nat Med 23, 274–275

11 Chu, D.M., Ma, J., Prince A.L., et al, 2017. Maturation of the infant microbiome community structure and function across multiple body sites and in relation to mode of delivery. Nat Med, 23, 314–326

12 Prescott, S.L., Larcombe, D.L., Logan, A.C., et al, 2017. The skin microbiome: Impact of modern environments on skin ecology, barrier integrity, and systemic immune programming. World Allergy Organ J 22, 29

13 Dorrestein PC, Gallo RL, Knight R. Microbial Skin Inhabitants: Friends Forever. Cell. 2016 May;165(4):771-772. DOI: 10.1016/j.cell.2016.04.035.

14 Bouslimani A, Porto C, Rath CM, et al. Molecular cartography of the human skin surface in 3D. Proc Natl Acad Sci U S A. 2015;112(17):E2120–E2129. doi:10.1073/pnas.1424409112

15 Wallen Russell, Kit. (2018). The Role of Every-Day Cosmetics in Altering the Skin Microbiome: A Study Using Biodiversity. Cosmetics. 6. 2. 10.3390/cosmetics6010002.

16 Goossens A. Contact-allergic reactions to cosmetics. J Allergy (Cairo). 2011;2011:467071. doi:10.1155/2011/467071

17 Holland, K.T., Bojar, R.A. Cosmetics. Am J Clin Dermatol 3, 445–449 (2002). https://doi.org/10.2165/00128071-200203070-00001

18 Rocha, Lílian Alves et al. Changes in hands microbiota associated with skin damage because of hand hygiene procedures on the health care workers. American Journal of Infection Control, Volume 37, Issue 2, 155 – 159

19 Staudinger, T., Pipal, A. and Redl, B. (2011), Molecular analysis of the prevalent microbiota of human male and female forehead skin compared to forearm skin and the influence of make‐up. Journal of Applied Microbiology, 110: 1381-1389. doi:10.1111/j.1365-2672.2011.04991.x

20 Stingley RL, Zou W, Heinze TM, Chen H, Cerniglia CE. Metabolism of azo dyes by human skin microbiota. J Med Microbiol. 2010;59(Pt 1):108–114. doi:10.1099/jmm.0.012617-0

21 Mutic AD, Jordan S, Edwards SM, Ferranti EP, Thul TA, Yang I. The Postpartum Maternal and Newborn Microbiomes. MCN Am J Matern Child Nurs. 2017;42(6):326–331. doi:10.1097/NMC.0000000000000374. Available at https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5649366/

22 Coughlin CC, Frieden IJ, Eichenfield LF. Review Clinical approaches to skin cleansing of the diaper area: practice and challenges. Pediatr Dermatol. 2014 Nov; 31 Suppl 1():1-4. Available at https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25403931/

23 Bouslimani, A., da Silva, R., Kosciolek, T. et al. The impact of skin care products on skin chemistry and microbiome dynamics. BMC Biol 17, 47 (2019). https://doi.org/10.1186/s12915-019-0660-6

24 Burnett, C. 2017. Safety Assessment of Citrus Plant- and Seed-Derived Ingredients as Used in Cosmetics. Cosmetic Ingredient Review. http://www.cir-safety.org/sites/default/files/cplant122016rep.pdf, last accessed 12 March 2020

inscríbete a nuestro boletín para profesionales de la salud.

Déjanos tu correo electrónico y te mantendremos al día. Como nos gusta simplificar la información, nuestras actualizaciones se limitan a lo esencial.

Confirmo que soy mayor de 16 años, que he leído y acepto las Condiciones de uso y que he revisado la Política de Privacidad.

Marca esta casilla si deseas recibir correos de WaterWipes sobre nuestros productos y cualquier oferta o promoción especial vigente en cada momento. Puedes retirar en cualquier momento tu consentimiento para recibir publicidad contactando con nosotros en HCP@waterwipes.com.