Arrow to expande the menu options Loading
Madre y recién nacido.
padres

posparto: cómo cuidar la zona perineal

2 minutos

27/01/2021

Parte de la higiene y recuperación física del periodo post-parto involucra el cuidado del periné, haya sido parto con cesárea o vaginal. El monitoreo de los puntos y el fortalecimiento del piso pélvico son dos asuntos muy importantes del puerperio.

Los nueve meses de embarazo y el parto son etapas que producen muchos cambios en el cuerpo de la mujer, especialmente en el suelo pélvico debido a la presión que se ejerce sobre él. El periné es el área entre el canal del parto (vagina) y el ano.

Es común tener irritación, secreción y/o sentir dolor en el periné luego de las primeras semanas después del nacimiento. Puede que se haya realizado una episiotomía (incisión corta en el periné) durante el nacimiento o haber presentado un desgarro. Esto puede llevar a que se realicen una sutura, y ciertos cuidados pueden ayudar a que la zona sane más rápido y a prevenir una infección.

Una adecuada recuperación de la musculatura del periné es esencial para evitar una futura incontinencia urinaria, entre otras consecuencias. Para eso, se deben comenzar sus cuidados desde el posparto, de manera integral y constante. Los cuidados perineales posparto consisten en limpiar y monitorear la zona.

mamá y bebé en la tina
Los baños de asiento no tan frecuentes pueden aliviar el dolor.

Mantener un periné fuerte, flexible y con buen tono no es imposible de conseguir después de dar a luz. Para ello, sigue las siguientes recomendaciones:

Las primeras 48 horas posparto

El cuidado del periné debe comenzar enseguida después del nacimiento. Debes entender que tu cuerpo es distinto y requiere que tengas ciertos cuidados, especialmente las primeras horas, como por ejemplo:

  • Evita cargar peso de pie.

  • Cuida la postura que adoptes y amamanta reclinada.

  • No realizar abdominales hipopresivos.

  • Ingiere alimentos ricos en fibra y bebe muchos líquidos, para evitar el estreñimiento.

  • Observa el periné con un espejo para que lo conozcas y vayas monitoreando sus cambios.

Aseo

Lava bien tus manos antes y después de limpiar la zona. Asea la zona diariamente, sin embargo, el exceso de higiene perineal y baños de asiento no es beneficioso.

  • Después de realizar las necesidades, enjuagar el periné con agua. Puedes utilizar una botella perineal (botella de mano a chorro) para enjuagar.

  • Usar toalla/compresas perineal ya que es probable que presentes secreción vaginal después del nacimiento. Cambiar de manera frecuente para evitar infecciones. Retirar la compresa sucia desde el área vaginal hacia atrás.

  • Secar la zona palmeando suavemente con papel sanitario o paños de algodón, desde adelante hacia atrás.

mamá en paño con bebé
El aseo y observación diaria de la zona del perineo es esencial en el posparto.

Para el dolor

No dejes de ir a los controles y consulta con tu médico si sientes mucho dolor en la zona, él te indicará el método correcto para tu caso. Algunas de las opciones para disminuir el dolor en el periné son las siguientes:

  • Baños de asiento: de vez en cuando, realizar un baño de asiento puede entregar comodidad, disminuir el dolor y ayudar a la curación de la zona perineal.

  • Aplicar frío a la zona puede disminuir el dolor. Envuelve un empaque de hielo con una toalla y colócalo entre las piernas durante 15-10 minutos.

Los puntos de sutura

Hayas tenido una episiotomía o un desgarro perineal, es probable que luego del parto el médico haya realizado una sutura en el periné. Es importante cuidar bien los puntos para asegurar una cicatrización y recuperación óptima.

Intenta dejar al aire la zona del periné una vez al día, para ventilar y secas la zona de manera natural, logrando disminuir la aparición de infecciones.

Otros consejos

  • Utiliza ropa interior de algodón o de fibras naturales. Evita encajes o tengas.

  • Al sentarte, contrae bien las nalgas.

  • No utilices flotador para sentarte.

  • Si la secreción vaginal es más intensa, frecuente o emite mal olor, consulta con un experto.

  • Busca atención de manera urgente si vomitas, te sientes mareada o tienes fiebre.

piel con piel mamá y bebé
Recuerda darte tiempo para tí. La recuperación de tu cuerpo es parte de tu bienestar.

Ingresa a nuestra Comunidad de Padres para encontrar más artículos, información y consejos sobre el mundo de la crianza.

sigamos en contacto

Inscríbete para no perderte las novedades y actualizaciones.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate