como-hablar-sexualidad-hijos
padres

Cómo hablar sobre sexualidad con tus hijos

4 minutos

El momento en el que tendrás que hablar sobre sexualidad con tus hijos llegará antes de lo que esperas. El tópico no solo se refiere a sexo, si no a la autoexploración, identidad de género, respeto, autocuidado, etc. Sabemos que no es fácil: "¿estoy siendo demasiado vaga?", "¿estaré diciendo más de lo necesario?" En este artículo te ayudamos a enfrentar este momento con la mayor naturalidad posible.

Esperar hasta los 14 para hablar sobre sexualidad con tus hijos ya es cosa del pasado. Los niños de hoy tienen mucho más acceso a información (y desinformación) a través del internet y otros medios. Pero lo mejor es que la información venga de tí, de sus padres o figuras de confianza que podrán responder sus dudas con la verdad.

Cuándo y dónde

No hay una edad específica en la que tienes que empezar a hablar de estos temas, lo mejor es estar atento a las distintas etapas de su vida en la que tendrá distintas curiosidades con respecto a su propio cuerpo, temas amorosos o de autoestima, por ejemplo. Todo puede solucionarse con una conversación honesta y transparente, y con consejos de padre.

Cuando son más pequeños, es importante empezar a hablarles de manera positiva en torno a su cuerpo y el de los demás. Mientras vayan creciendo quizás empiecen a tener curiosidad con su cuerpo o el tuyo: lo peor es ocultarlo y traspasarle un sentimiento de vergüenza, si no que muestra las distintas partes del cuerpo y las diferencias entre unos y otros.

Mientras más hables de ciertos temas cuando son pequeños, más confianza tendrán en preguntarte cuando sean mayores de temas más "incómodos" o que les causan pudor.

Conceptos que no hay que olvidar

Aunque depende de cada padre lo que quieres transmitir a sus hijos respecto a la sexualidad y temas relacionados, los expertos recomiendan no olvidar tocar ciertas ideas y conceptos básicos al hablar con tus hijos:

  • Autoestima: la sexualidad va muy ligada a la autoestima de una persona, pues es un aspecto íntimo que puede influir mucho en su personalidad y visión propia. Muchas veces al ser un tema tabú genera traumas que impiden relaciones sanas con otros y con uno mismo.

  • Diferencias entre cuerpos: es importante aclarar que no todos los cuerpos son iguales. No hay una forma o medida estándar que las partes del cuerpo deben tener, ni tampoco hay cuerpo "feos" o "anormales".

  • Respeto y consentimiento: el sexo es un acto que suele involucrar a más de una persona, por lo que se debe tocar el tema del respecto al otro y de la importancia del consentimiento en cualquier tipo de relación sexual.

  • Diversidad: las relaciones no son de un solo tipo, las hay de variadas formas y eso debe explicitarse para que el niño conozca el mundo como es en su totalidad, incluyendo a todo tipo de personas y relaciones. Es bueno hablar sobre las orientación sexual y todo lo que involucra.

  • Identidad de género: cuando se habla de sexualidad puede ser una buena instancia para conversar sobre la identidad de género y sus variables.

  • Protección y ETS: aclarar que el sexo conlleva una serie de responsabilidades como usar protección y realizarse ciertos exámenes. Nunca es tarde para hablar sobre enfermedades de transmisión sexual.

  • Autoexploración: se aconseja no avergonzar a la persona por querer conocerse y autoexplorarse, de hecho lo mejor es incentivar el autoconocimiento.

sigamos en contacto

Inscríbete para no perderte las novedades y actualizaciones.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate