Arrow to expande the menu options Loading
Sosteniendo un pie del bebé.
niños pequeños

zapatos adecuados para las distintas etapas del bebé

2 minutos

02/07/2021

El calzado influye en gran medida en la salud de los pies de los niños, en su desarrollo postural y psicomotor. El tipo de zapato que se utilice en la edad infantil debe revisarse periódicamente según la edad y talla del pequeño.

El calzado es un elemento muy importante a considerar mientras el bebé va creciendo, ya que afecta la salud podológica de los niños, que pueden causar problemas en edades adultas. En la edad infantil, la mayor parte de los problemas en la pisada se puede corregir si se actúa a tiempo.

Es común que al enfrentarte con el dilema de qué zapato comprar a mi bebé, no sepas bien en qué debes fijarte ante la variedad de modelos en las tiendas. Un bebé que recién está empezando a pararse no necesitará el mismo zapato que uno que está aprendiendo a caminar.

Bebé gateando en casa.
Deja que vayan descalzos cuando son pequeños: es su manera de conocer el mundo.

Primeros 9 meses

En general, hasta los 9 meses los bebés no necesitan zapatos como tal. En esta edad, el desarrollo del bebé se centra en el control de movimientos, comenzando con erguir la cabeza, mantenerse sentado y, luego, intentar ponerse de pie con ayuda.

Lo más importante es la comodidad y abrigo. Existen zapatos de género o calcetines con suela que son ideales. Deben ser livianos y sin costuras.

Los pies de un recién nacido tienen mayor sensibilidad que sus manos en esta etapa. Esto convierte a los pies en una vía de entrada de información del mundo exterior. Permite que vayan descalzos lo más que se pueda.

9-18 meses

Empiezan a gatear y aprenden a caminar. Aquí puede necesitar un zapato que lo proteja de roces y golpes. Deben ser cómodos y blandos, pero con la punta y talón reforzadas. Cuando empiece a dar sus primeros pasos, busca unos con base antideslizante para un mejor agarre.

Los conceptos claves son: seguros y flexibles.

18 meses a los 4 años

  • Te recomendamos el calzado con velcro, ya que se pone y saca de manera sencilla. Además, con los cordones puede tropezarse y no sabrá abrocharlos.

  • Suela flexible.

  • Deja 1 cm entre la punta de los dedos y la punta del zapato. El pie crece cerca de media talla cada dos meses.

Otros aspectos a considerar:no se recomienda pasar un par de zapatos de un hermano al otro hermano, ya que el zapato se adapta a la forma y manera de caminar de cada niño, por lo que puede crear anomalías y molestias en quien heredó el zapato.

Niño caminando ayudado de su padre.
La flexibilidad y seguridad son los conceptos claves para elegir su zapato.

Subscríbete a nuestra Comunidad de Padres para mayor información y recomendaciones sobre temas del bebé. Te puede interesar nuestro artículo sobre ideas para almacenar y aprovechar las fotografías del bebé.

sigamos en contacto

Inscríbete para no perderte las novedades y actualizaciones.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate