Arrow to expande the menu options Loading

Cómo ayudar a los padres a controlar la dermatitis de pañal de sus bebés

16/04/2021

La dermatitis del pañal es la dolencia cutánea más común entre los recién nacidos, llegando a afectar a uno de cada cuatro bebés. 1 También es conocida como dermatitis irritable por pañal. Se trata de una afección compleja de la piel que, principalmente, afecta a la zona del glúteo, la región perianal, muslos y abdomen.2 Stephanie Ooi, médica de cabecera, se ha encargado de investigar la piel tan característica de los bebés y por qué es tan susceptible a la dermatitis, junto con sus causas y factores de riesgo. Además, aporta consejos útiles para los padres que necesitan ayuda a la hora de saber cuál es el mejor método de limpieza.

Ver a tu bebé sufriendo una dermatitis aguda puede causar una gran angustia, sobre todo entre los padres primerizos. Por eso es importante recordar que es una enfermedad muy común en los recién nacidos. Se estima que la dermatitis del pañal afecta hasta al 25% de los bebés que usan pañales en algún momento1 y puede afectar a bebés de todas las edades.3 La incidencia y gravedad de la dermatitis ha disminuido desde la introducción de los pañales superabsorbentes desechables y la creación de productos hipoalergénicos para el cuidado de la piel del bebé recién nacido.3-5

La estructura única de la piel de los bebés

La piel de los bebés es única en comparación con la del resto, en términos de estructura, composición y función. La epidermis en los bebés es un 20% más delgada y el estrato córneo lo es un 30% más fino.6 Esta es la principal razón por la que aumentan la permeabilidad y la sequedad.7 Sin embargo, a diferencia de los adultos, la piel de los bebés tiene una mayor tasa de proliferación celular,9 lo que favorece la maduración de la barrera cutánea durante el primer año de vida.

Como la piel del bebé no ha madurado por completo, tiende a perder más agua, y la capa superior de la epidermis a estar menos hidratada, lo que se traduce en una barrera cutánea más vulnerable.7,9 Como la relación entre la superficie corporal del bebé y su peso es mayor7, los agentes tópicos se absorben más fácilmente y, por lo tanto, pueden tener un efecto más pronunciado en la piel del bebé.

Anatómicamente, la piel del área del pañal presenta varios pliegues y arrugas, y esto supone que su cuidado sea más complicado: deben probarse diferentes tratamientos y materiales para adaptarlos a la rutina diaria.10

¿Sabes qué?

El desarrollo de la barrera cutánea en los bebés puede permanecer incompleto hasta alrededor de los primeros doce meses.11 La pérdida de agua que sufre la piel de un bebé es 3,5 veces mayor en comparación a la piel de un adulto.12

Erupción del pañal: síntomas, causas y factores de riesgo

Puede clasificarse en leve, moderada o grave. Por ejemplo, si es leve la piel estará ligeramente enrojecida en el área del pañal; en cambio, los sarpullidos más severos se caracterizan por la aparición de llagas abiertas y supurantes.13 La erupción del pañal suele ser leve y se puede tratar en casa.

A tener en cuenta

  • Es común que todos los niños sufran, al menos, un episodio de dermatitis causada por el pañal cuando aprenden a usar el baño 14

  • Podríamos clasificar la erupción del pañal en varios niveles de gravedad: el 58% de los pacientes sufre una erupción leve, el 34% una moderada y tan solo 8% una erupción grave 15,16

  • Cuando le salen los dientes a un bebé o durante el destete puede volverse más propenso a la erupción causada por el pañal 17

Son muchos los estudios científicos que relacionan la exposición a la humedad y el aislamiento que se produce en el área del pañal con la irritación de la zona, la reducción de la elasticidad de la piel, la función de barrera impedida y, en última instancia, la dermatitis.18 Cuando la piel se hidrata, es especialmente vulnerable a rozaduras causadas por la fricción del pañal. Esto permite que las sustancias biológicas y químicas que irritan la piel penetren en el estrato córneo.10,20 Estos agentes irritantes -componentes de la orina y enzimas fecales- pueden conducir a la acumulación de amoníaco de la urea urinaria, lo que resulta en una elevación del pH de la piel del bebé. En consecuencia, este aumento del pH 19 desencadena proteasas y lipasas fecales, ambas consideradas como los principales contribuyentes en el desarrollo de la erupción del pañal.20

Ciertos estudios examinan los factores de riesgo asociados con la dermatitis del pañal entre los bebés. Un estudio afirma que la prevalencia de la dermatitis del pañal está asociada la madurez del lactante o la alimentación con fórmula infantil. En otro análisis, se demostró que una dermatitis de pañal constante se asociaba con el aumento de la edad infantil,16 no utilizar cremas protectoras y la frecuencia de los cambios de pañal. En definitiva, se ha demostrado que la dermatitis del pañal está relacionada con aftas orales (candidiasis), episodios previos de erupción del pañal y con la frecuencia de cambios de pañal. 21

El uso de antibióticos y la diarrea también se consideran factores de riesgo en el desarrollo de la dermatitis del pañal. 19,22,23 Por último, los lactantes amamantados parecen ser menos susceptibles a este tipo de irritación ya que las heces tienen un pH más bajo. Además, las sales biliares en las heces estimulan la actividad de las enzimas fecales, lo que agrava el efecto. 14

Preparar a los padres para la dermatitis del pañal

La limpieza suave y eficaz de la zona del pañal puede detener el ciclo de la dermatitis del pañal en los bebés al restaurar la sequedad de la piel, eliminar irritantes y equilibrar los niveles de pH de la piel.

NICE ha establecido algunos pasos clave en el manejo de la dermatitis del pañal que deben seguir los padres y cuidadores: 24

Aire

  • Quitar los pañales el mayor tiempo posible para ayudar a que la piel del área del pañal esté seca

Cambie los pañales con frecuencia

  • Limpiar la piel y cambiar el pañal cada 3 o 4 horas, o después de mojarlo o ensuciarlo para reducir la exposición a la orina y las heces

  • Usar agua o toallitas húmedas para bebés sin perfume y sin alcohol para proteger la barrera cutánea 25

  • Aplicar una crema protectora (el tipo dependerá de la gravedad de los síntomas)

No es necesario bañarse a diario

  • Evitar los baños excesivos (por ejemplo, más de dos veces al día) ya que pueden secar la piel en exceso. Además, es esencial secar la piel tras el baño

  • Evitar el jabón, el baño de burbujas, las lociones, el talco o los antibióticos tópicos que pueden tener un efecto irritante y desestabilizar el pH de la piel del bebé 268

Si la erupción del pañal no mejora después de seguir estos pasos, se debería recurrir al pediatra para que pueda valorar el caso.20

Practicar una buena higiene también es importante

Los padres deben conocer cuáles son las técnicas de higiene adecuadas para un bebé:

  • Lavarse las manos antes y después cada vez que se cambie el pañal para evitar su contaminación 20

  • La limpieza debe realizarse de adelante hacia atrás 20

  • Mantener las manos de los bebés limpias. De esta forma, se podrá prevenir la transmisión oral de patógenos. Los padres deben prestar especial atención a la piel del área facial, que puede irritarse fácilmente con la leche, los alimentos y la saliva 2

El papel de las toallitas húmedas en el manejo y prevención de la dermatitis del pañal

Si bien las toallitas de tela o algodón y el agua eran los productos favoritos para limpiar el área del pañal del bebé, muchos estudios recientes han demostrado fehacientemente que algunas toallitas para bebés brindan una limpieza efectiva y, al mismo tiempo, son suaves y cuidan la piel del bebé, lo que permite su uso incluso en una piel extremadamente delicada como la de un neonatal. 20,27,31De hecho, se ha demostrado que el uso de toallitas para bebés no estaba asociado con un aumento de la irritación de la piel cuando se recurrió a opciones sin alcohol o fragancias.25 Además, muchos padres prefieren limpiar a su bebé con toallitas húmedas en vez de utilizar algodón y agua. 28,32

Los bebés que se limpian con WaterWipes tienen una menor incidencia y una menor duración de la erupción del pañal

Un nuevo estudio clínico sobre 698 madres, publicado en ‘Pediatrics and Neonatology’ ha demostrado que las madres que usan WaterWipes en la piel de sus bebés tienen una menor incidencia de dermatitis del pañal (19%), en comparación con las que se limpian con otras marcas (25% o 30%). Además, por cada día de erupción que experimentaron los bebés que usaban WaterWipes, el estudio demuestra que esta erupción habría durado aproximadamente un 50% más si se hubieran utilizado toallitas de otras marcas (1,69 días con una de las marcas y 1,48 días con otra). Otras firmas comercializan sus productos como suaves para la piel del recién nacido, pero lo cierto es que contienen ingredientes adicionales que las toallitas WaterWipes no llevan. Se trata de la primera investigación de este tipo, que revela que diferentes formulaciones de toallitas húmedas para bebés pueden afectar la integridad de su piel. 33

WaterWipes son suaves para la piel más sensible

Con solo dos ingredientes, 99,9% de agua de alta pureza y 0,1% de extracto de fruta, las toallitas WaterWipes son tan suaves para la piel que pueden usarse en bebés prematuros. Este producto se fabrica en condiciones óptimas utilizando una tecnología de purificación única. El agua en WaterWipes se somete a un proceso de purificación de agua de 7 etapas que da como resultado una toallita ultrapura que brinda una sensación suave en la piel. Este proceso hace que el agua sea más pura que el agua hervida y posteriormente enfriada. La tecnología purificadora produce un producto único que limpia eficazmente la piel, sin necesidad de limpiadores adicionales innecesarios. El extracto de fruta contiene polifenoles naturales y vitamina C que actúan como un suave acondicionador y limpiador de la piel. 34

WaterWipes son más puras que el algodón y el agua

Basándose en una revisión del estudio científico realizada por su equipo independiente de expertos, Skin Health Alliance concluyó que las toallitas para bebés WaterWipes son más puras que el uso de algodón y agua.

WaterWipes son más puras que el algodón y el agua

Las toallitas WaterWipes son recomendadas por profesionales de la salud en todo el mundo y se han convertido en la toallita preferida para muchas Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales en Irlanda, Reino Unido, Portugal, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda.

*Erupción del pañal de moderada a grave

References
Down arrow

1. Ravanfar,P., Wallace,J.S. and Pace,N.C. (2012) Diaper dermatitis: a review and update. Current Opinion in Pediatrics. 24(4), 472-479. [Abstract]

2. Telofski LS, Morello AP 3rd, Mack Correa MC, Stamatas GN. (2012) The infant skin barrier: can we preserve, protect, and enhance the barrier?. Dermatol Res Pract. 198789. doi:10.1155/2012/198789

3. Cohen, B. (2017) Differential diagnosis of diaper dermatitis. Clinical Pediatrics 56(5S), 16-22. [Abstract]

4. Visscher, M.O. (2009) Recent advances in diaper dermatitis: etiology and treatment. Pediatric Health 3(1), 81-98.

5. Atherton, D.J. (2016) Understanding irritant napkin dermatitis. International Journal of Dermatology 55(Suppl 1), 7-9. [Abstract]

6. Stamatas, G., Nikolovski, J., Luedtke, M., et al, 2010. Infant skin microstructure assessed in vivo differs from adult skin in organization and at the cellular level. Pediatric Dermatology 27, 125–131 Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19804498 Last accessed: 4 September 2018.

7. Cooke, A, Bedwell, C, Campbell, M, et al (2018) Skin care for healthy babies at term: A systematic review of the evidence. Midwifery 56: 29–43 https://www.midwiferyjournal. com/article/S0266-6138(17)30354-6/pdf [last accessed March 2020]

8. Leung, A., Balaji, S., Keswani, S G., 2014. Biology and Function of Fetal and Pediatric Skin: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3654382/

9. Oranges, T., Dini, V., Romanelli, M., Skin Physiology of the Neonate and Infant: Clinical Implications. Advances in Wound Care 2015: 4(10): 587-595. Available at https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4593874/. Last accessed 19 October 2019.

10. Adam R. Skin care of the diaper area. Pediatric Dermatology. 2008;25(4):427-433.

11. Nikolovski J, Stamatas G, Kollias N, Wiegand B: Barrier Function and Water-Holding and Transport Properties of Infant Stratum Corneum are different from adults and continue to develop through the first year of life. J Investig Dermatol 2008;128:1728–1736.

12. Cork MJ, Danby SG, Vasilopoulos Y, Hadgraft J, Lane ME, Moustafa M, Guy RH, MacGowan AL, Tazi-Ahnini R, Ward SJ: Epidermal Barrier Dysfunction in Atopic Dermatitis. J Investig Dermatol 2009; 129:1892–1908.

13. Oakley A. (1997) Napkin Dermatitis. DermNet NZ https://www.dermnetnz.org/topics/napkin-dermatitis

14. Argwal, R. 2018. Diaper Dermatitis https://emedicine.medscape.com/article/911985-overview#a5 [last accessed March 2020]

15. Atherton DJ. (2004) A review of the pathophysiology, prevention and treatment of irritant diaper dermatitis. Curr Med Res Opin. 20:645-649

16. Jordan, WE , Lawson, KD , Berg, RW (1986) Diaper dermatitis: frequency and severity among a general infant population. Pediatr Dermatol; 3: 198–207

17. Khan, N. (2014) Nappy rash: prevention and cure. Nursing In Practice https://www.nursinginpractice.com/nappy-rash-prevention-and-cure [last accessed March 2020]

18. Berg RW. (1998) Etiology and pathophysiology of diaper dermatitis. Adv Dermato, 3:75–98

19. Merrill, L. (2015), Prevention, Treatment and Parent Education for Diaper Dermatitis. Nursing for Women's Health, 19: 324-337. doi:10.1111/1751-486X.12218

20. Wesner, E., Vassantachart, J.M., Jacob, S.E. 2019. Art of prevention: The importance of proper diapering practices,

International Journal of Women's Dermatology 5:4, 233-234, http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352647519300103 [last accessed March 2020]

21. Adalat, S , Wall, D , Goodyear, H : Diaper dermatitis - frequency and contributory factors in hospital attending children. Pediatr Dermatol 2007; 24: 483–488

22. Li, C & Zhu, Z & Dai, YH. (2012). Diaper Dermatitis: A Survey of Risk Factors for Children Aged 1 – 24 Months in China. The Journal of International Medical Research. 40:1752-60 https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/030006051204000514

23. Campbell, R.L., Bartlett, A.V., Sarbaugh, F.C. and Pickering, L.K. (1988), Effects of Diaper Types on Diaper Dermatitis Associated with Diarrhea and Antibiotic Use in Children in Day‐Care Centers. Pediatric Dermatology, 5: 83-87. doi:10.1111/j.1525-1470.1988.tb01143.x

24. NICE (2018) Na Campbell, R.L., Bartlett, A.V., Sarbaugh, F.C. and Pickering, L.K. (1988), Effects of Diaper Types on Diaper Dermatitis Associated with Diarrhea and Antibiotic Use in Children in Day‐Care Centers. Pediatric Dermatology, 5: 83-87. doi:10.1111/j.1525-1470.1988.tb01143.xppy rash - Scenario: Management of nappy rash, https://cks.nice.org.uk/nappy-rash#!scenario [last accessed March 2020]

25. Fernandes J.D., Machado, M.C.R., Oliveira, Z.N.P (2011) Children and newborn skin care and prevention. Anais Brasileiros de Dermatologia http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0365-05962011000100014&script=sci_arttext&tlng=en [last accessed March 2020]

26. Van Onselen, J. (2018) Spotlight: tackling nappy rash in infants. British Journal of Family Medicine, https://www.bjfm.co.uk/napkin-dermatitis-in-infants-overview-and-current-treatment-guidance [last accessed March 2020]

27. Visscher, M., Odio, M., Taylor, T., White, T., Sargent, S., Sluder, L., ... & Huebner, A. (2009). Skin care in the NICU patient: effects of wipes versus cloth and water on stratum corneum integrity. Neonatology, 96(4), 226-234.

28. Lavender, T., Furber, C., Campbell, M., Victor, S., Roberts, I., Bedwell, C., & Cork, M. J. (2012). Effect on skin hydration of using baby wipes to clean the napkin area of newborn babies: assessor-blinded randomised controlled equivalence trial. BMC pediatrics, 12(1), 59

29. Garcia B.N, Massoudy L, Scheufele R, Ekkehart D.M, Proquitte H, Wauer R, Bertin C, Serrano J, Blume- Peytavi U (2012) Standardized diaper care regimen: a prospective, randomized pilot study on skin barrier function and epidermal IL-1a in new borns Pediatric Dermatology 29(3):270–276

30. Odio, M., Streicher-Scott, J., & Hansen, R. C. (2001). Disposable baby wipes: efficacy and skin mildness. Dermatology Nursing, 13(2), 107

31. Blume‐Peytavi, U, Kanti, V. Prevention and treatment of diaper dermatitis. Pediatr Dermatol. 2018; 35: s19‐ s23. https://doi.org/10.1111/pde.13495

32. Furber C, Bedwell C, Campbell M, Cork M, Jones C, Rowland L, Lavendar T (2012) The challenges and realities of diaper area cleansing for parents. Journal of Obstetric, Gynecologic and Neonatal Nursing, 00:1-13.

33. Price AD, Lythgoe J, Ackers-Johnson J, Cook PA, Clarke-Cornwell A, MacVane Phipps F (2020) The BaSICS (Baby Skin Integrity Comparison Survey) Study: a prospective experimental study using maternal observation to report the effect of baby wipes on the incidence of irritant diaper dermatitis from birth to eight weeks of age. Pediatrics & Neonatology: doi:10.1016/j.perneo.2020.10.003. [Epub ahead of print]

34. Burnett, C. 2017. Safety Assessment of Citrus Plant- and Seed-Derived Ingredients as Used in Cosmetics. Cosmetic Ingredient Review. http://www.cir-safety.org/sites/default/files/cplant122016rep.pdf, last accessed 12 March 2020

inscríbete a nuestra newsletter de atención sanitaria

Déjanos tu correo electrónico y te mantendremos al día de las últimas noticias. Como nos gusta simplificar la información, nuestras actualizaciones se limitan a lo esencial.

Confirmo que soy mayor de 16 años, que he leído y acepto las Condiciones de uso y que he revisado la Política de Privacidad.

Marca esta casilla si deseas recibir correos de WaterWipes sobre nuestros productos y cualquier oferta o promoción especial vigente en cada momento. Puedes retirar en cualquier momento tu consentimiento para recibir publicidad contactando con nosotros en [email protected].