Arrow to expande the menu options Loading
mujer amamantando
padres

aliviar el dolor en el pezón al amamantar

01/04/2022

El dolor en los pechos es una de las principales razones por la que las madres dejan de amamantar. Identifica la causa y trata tu situación con estos consejos.

Durante los primeros días de vida del bebé, cuando recién está comenzando la lactancia materna, es común que haya molestia o sensibilidad en los pechos. En la mayoría de las mujeres, este dolor va disminuyendo al pasar de los días.

Pezones agrietados e irritados

Si las molestias continúan pasado los primeros días o semana desde que se comenzó a amamantar, se puede tratar de un problema de posición de amamantamiento inadecuada o agarre del pezón incorrecto del bebé. Muchas mujeres dejan de sentir dolor una vez el bebé se agarra correctamente al pezón de la mamá.

Hay casos en que las mujeres sienten molestia solo al principio de la toma de su bebé, pero no durante todo lo que dura la sesión. Si sientes dolor durante toda la toma, y tus pezones se enrojecen o agrietan (ruptura en la piel), corrige tu posición durante la lactancia.

Los pezones irritados y agrietados que no se curan después de corregir la posición y la forma de prenderse pueden deberse a una infección causada por bacterias o congestión mamaria. Congestión significa que el pecho y al área alrededor del pezón están muy duras. El pezón no entra fácilmente hasta el fondo de la boca de su bebé, por lo que el pezón se frota contra la parte superior de la boca del bebé, y se irrita.

Lo que puede ayudar

Primero que todo, se recomienda acudir a un experto en lactancia materna para que pueda ayudarte a ti y tu bebé a amamantar de modo adecuado, lo que será beneficiosos para el bebé y para que tu no sientas dolor en los pezones.

  • Sostener al bebé mientras se alimenta: acerca al bebé a tu cuerpo de manera que el pecho, el estómago y los muslos del bebé estén en contacto con tu abdomen. Además, sostén la espalda y el cuello del bebé con una mano o apoya su cabeza en tu brazo. El bebé debe poder alcanzar el pecho con facilidad.

  • Asegúrate de que la nariz del bebé esté frente a tu pezón cuando empiece a hacer que se prenda, y entre en contacto con el pecho con la cabeza ligeramente inclinada hacia atrás.

  • Lava los pezones una vez al día con agua tibia pero sin jabón, ya que el jabón elimina los aceites naturales necesarios para mantener húmeda la piel del pezón. Además, aplica suavemente algo de leche materna en sus pezones después de cada amamantamiento

  • Si siente que el dolor en los pechos se debe a una infección, es importante que acudas al médico. En caso de infección bacteriana, su médico prescribirá un medicamento para tratar la condición.

  • Para aliviar la irritación por congestión mamaria, utiliza compresas tibias o frías en el pecho antes de amamantar. El área alrededor del pezón debe estar suave antes de que su bebé se prenda. Son útiles las compresas frías después del amamantamiento y entre amamantamientos. Pide ayuda a un especialista en lactancia si no logras ablandar sus mamas.

  • Puede ser una buena idea utilizar copas protectoras de plástico sobre la areola dentro del sostén de lactancia. Las copas protectoras protegen sus pezones del roce contra el sostén de lactancia.

  • Cuando el bebé está recién aprendiendo a tomar el pecho, trata de evitar el uso de chupetes y tetinas de biberón. La mayoría de los bebés succionan el pecho de manera diferente que las tetinas de los biberones o los chupetes, por lo que puede hacer que le resulte difícil amamantarse, y puede causar irritación en los pezones.

El dolor en los pezones es una de las principales razones por la que muchas madres dejan la lactancia materna. Intenta prevenir o aliviar tus molestias con estos tips, y acude a un experto para que trate tu situación antes de que sea demasiado tarde.

Suscríbete a nuestra Comunidad de Padres para más artículos y testimonios de padres y expertos.

sigamos en contacto

Inscríbete para no perderte las novedades y actualizaciones.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate