Una madre con su niño
niños pequeños

La guía de supervivencia para las lágrimas, los berrinches y los terribles dos.

3 minutos

Todos han oído hablar de los terribles dos, pero ¿son realmente tan malos como se supone que son? La respuesta es, depende. Todos los niños son diferentes. Algunos niños navegan durante este período con sonrisas y risas. Para otros, pueden resultar un poco más desafiantes.

Si tu hijo resulta ser de estos últimos, prepárate. En esta etapa los pequeños suelen ser capaces de caminar pero no suelen hablar, por lo que los frustrados niños de dos y, a veces, de tres y cuatro años, son propensos a expresarse de la única manera que saben: a través de las lágrimas y los berrinches.

Lo importante es que recuerdes que esta es solo una etapa y que el comportamiento de tu hijo no te convierte en un mal padre. De hecho, un enfoque más ligero durante este período suele ser la mejor manera de hacerlo, aliviará tus niveles de estrés y los de tu pequeño también. Acá te incluimos algunos consejos de madres que han superado esta etapa.

Consejo de supervivencia # 1: déjalos en paz

"Mi hija menor solía tener crisis épicas en los centros de juegos", dice Carol mamá de Sofi (13 años), Jenny (10 años) y Nanda (6 años). "Rápidamente nos dimos cuenta de que no había forma de evitarlo, solo tenía que dejarlo ir. Una vez tuvo un episodio cuando estaba con mi esposo y nuestras dos hijas mayores en donde se arrojó al suelo pataleando porque no le gustaba la forma en que habían pelado su banano. Acostumbrados a estas situaciones, nuestras niñas mayores se fueron a jugar y mi esposo siguió leyendo el periódico, ignorando todas las miradas de horror. Al final, una mujer lo tocó en el hombro y le preguntó: "¿No crees que deberías verificar si tu hija está bien?" Él cortésmente respondió: "No, pero sé mi invitada". Su rostro dijo más que mil palabras".

Consejo de supervivencia # 2: ¡distracción, distracción, distracción!

"Leí en alguna parte que bajar a la altura del niño y mirarlo a los ojos cuando hablas con él, puede detener o evitar un berrinche", dice Karla, mamá de Eva de 3 años. "Lo intenté una vez y terminé con un pie en mi cara, nunca más lo volví a hacer. Definitivamente las técnicas de distracción son la mejor opción para mi. Saco un juguete que no ha visto en mucho tiempo o pongo su canción favorita (mientras trato de no reírme). Ella puede ser una verdadera diva cuando está enfadada".

Consejo de supervivencia # 3: siestas, refrigerios y respiraciones profundas

"Hagas lo que hagas, mantén siempre las siestas y ten bocadillos contigo", dice Mari, mamá de Emily de 2 años. "El hambre y el cansancio empeoran las rabietas. Una vez estábamos en un supermercado cuando Emily tuvo una terrible, rodó por el suelo gritando durante cinco minutos porque quería que le comprara una barra de chocolate. Una mujer se acercó, me apretó la mano y me dijo: "Cuenta hasta 10 y respira". Lo he hecho desde entonces; realmente me ayuda a mantener la calma. Gracias, misteriosa desconocida."

Consejo de supervivencia # 4: está bien reírte

"Esto va a sonar como una historia inventada, pero prometo que es verdad. Mi muy curioso niño de dos años se quedó con el asiento de plástico de un inodoro para niños pegado a la cabeza y cuando no pudo quitárselo gritó desesperadamente", dice Mariana mamá de Andy de 2 años." Me estaba riendo tan fuerte que las lágrimas corrían por mis mejillas. Finalmente lo sacamos con la ayuda de un poco de aceite para bebés. No le hizo gracia".

Para obtener más información sobre los berrinches/ rabietas de los niños pequeños, por qué ocurren y cómo puedes lidiar con ellos, consulta nuestros artículos sobre bebés en crecimiento.

sigamos en contacto

Inscríbete para no perderte las novedades y actualizaciones.

Recibe todas las novedades sobre productos e historias de nuestro club. Prometemos no enviarte spam.

regístrate